“Poner la cara”, no es sólo una expresión, es la realidad. A través del rostro nos expresamos, nos comunicamos y reflejamos gran parte de lo que somos. Por ello es tan importante tener una piel sana, aquí te dejamos


Los pasos básicos para tener una piel hermosa, #sin filtro y cuidar de ella a diario:

Limpia

Elige un gel o leche limpiadora que te ayude a remover el maquillaje y las impurezas de la piel y se ajuste a tu tipo de piel. Es ideal que tengas toallas desmaquillantes que facilitan el proceso de limpieza, pero cuidado, las toallitas desmaquillantes son excelentes para usos esporádicos, tu piel merece los beneficios que sólo tienen las limpiadoras.

Tonifica

Este paso retira las impurezas que la limpieza no alcanzó a remover y prepara la piel para lo que sigue. Debes elegir el tónico acorde a tu tipo de piel, para las pieles grasas se recomiendan astringentes con alcohol cosmético que ayuda a controlar la sobre producción de Sebo. Las pieles secas necesitan tónicos libres de alcohol cosmético, lo que permite finalizar la limpieza y dejar la piel con una agradable sensación fresca y relajante.

Hidrata

Tu piel necesita que le aportes agua a diario para recuperarse del daño causado por el medio ambiente. El sol, el viento y la contaminación causan deshidratación y envejecimiento prematuro, para contrarrestarlo elige un producto apropiado que te ayude a hidratar tu piel.

Repite esta rutina dos veces al día, en la mañana y en la noche y nunca vayas a la cama sin retirar el maquillaje porque durante la noche tu piel trabaja en su renovación, se relaja y respira; cuando te dejas el maquillaje este obstruye los poros e impiden que las células hagan su trabajo y despiertas con el rostro fatigado, porque no le diste espacio para su recuperación.

Ahora si…la piel que mereces en un 2 por 3!!!!