ANTES DE COMENZAR: La mayoría de las personas no se conforman con estar morenos, sino que además quieren tener los vellos rubios y en determinadas zonas hacer que desaparezcan, es importantísimos no realizar una sesión de sol, el mismo día que hemos decolorado los vellos del cuerpo o se han rasurado, estas son las causas más comunes de la producción de manchas imborrables de la piel.

• La crema solar debe tener una protección alta, sobre todo en los primeros días, y aunque parezca que no nos quemamos. Hablamos de protección solar cercana a un factor 50. A partir de los 15 primeros días se puede reducir esa protección siempre según el tipo de piel. De este modo, habrá personas que nunca puedan reducir su protección solar y otros tendrán que adaptar a su nivel óptimo. No se debe nunca tomar el sol sin ninguna protección. Siempre, como mínimo entre 15 y 20.

• La crema se debe aplicar, como mínimo, media hora antes de la exposición solar y esperar a que penetre en la piel. Si se precisa alguna otra loción como anti mosquitos, se debe aplicar después. La piel tiene que estar libre de colonias o maquillaje y aunque en algún caso se puede aplicar, siempre debe hacerse después. La colonia no se debe poner nunca porque puede producir fotosensibilización de la piel.

• Hay que repetir la aplicación de la crema en las tres siguientes ocasiones: después de dos horas tras la primera aplicación, al salir del agua y si se ha hecho deporte.

• No se debe tomar el sol en las horas centrales del día, es decir, desde las 12:00 horas hasta las 16:00 horas ya que en este período los rayos solares son más perpendiculares y su acción es máxima.

• Entre los productos existen multitud de presentaciones. Desde los geles líquidos, spray, productos con maquillaje y protección 50, cremas resistentes al agua y especiales para niños. Y hay que aplicarlo tanto en el caso de mujeres como de hombres.

• Tampoco hay que olvidar que las gafas de sol de calidad correcta son fundamentales, ya que previenen de los efectos sobre el cristalino y de la posibilidad de acelerar la aparición de cataratas oculares. Las pamelas, gorros y sombrillas son de gran ayuda pero no sustituyen la protección solar porque los rayos solares rebotan en la arena blanca de la paya y llegan hasta nuestro cuerpo.

• También hay que recordar que el sol 'se toma' cuando nos da sobre la piel por lo que aunque estemos andando o haciendo ejercicio, y no solo tumbados en la playa, recibimos el sol con todos sus efectos. Si por la mañana nos ponemos protección solar y vamos al trabajo, hay que recordar que a media mañana o cuando se acabe la jornada laboral, la crema ha perdido su efecto y hay que renovarla.


(Fuente: Página oficial Australian Gold)